Discurso de graduación de Jorge Ortíz, mejor promedio de la promoción – oct 2017

Les compartimos el discurso de Jorge Ortiz, egresado de la carrera de Electrónica Digital y Telecomunicaciones, y mejor promedio de la promoción octubre 2017 de la Universidad Tecnológica Israel.


“Buenas tardes a todos.

Es un gran honor para mí, presentar este discurso en nombre de todos los graduados en esta fecha.

Hoy termina para nosotros los graduados una etapa que ha requerido de mucho trabajo y esfuerzo, tal que es una alegría muy grande estar aquí, confirmando que hemos conseguido una meta que nos propusimos hace algunos años.

Tiempo atrás, cuando decidí volver a estudiar después de 19 años de haberlo dejado, busqué lo que consideraba la mejor opción para estudiar. Visité algunas instituciones hasta que llegue a la Universidad Tecnológica Israel y converse con Mario Mejía, pocos lo recordaran.  Tal fue su descripción de la universidad que no busque más y me quede aquí. Un año después de haber ingresado a esta universidad, confirme que fue y es, la mejor opción que pude haber tomado; y la razón principal es que cuando se realizó la primera calificación a los Centros de Educación Superior, la universidad con una calificación D, no cerró sus puertas. Por eso es mi deber expresar mi agradecimiento a los fundadores y patrocinadores de la universidad, ya que en esas condiciones no  declinaron en su propósito. Por haber confiado en las personas que formaban parte de la universidad y permitirles que continúen con su labor en la incertidumbre de ese entonces. Tales fueron las condiciones de ese momento que durante algunos semestres, en algunas asignaturas, fui el único estudiante.

Mi agradecimiento es también al personal docente, al personal administrativo y al personal de servicios; que en ese entonces formaba parte de la universidad, de los cuales algunos continúan aquí, por haber aceptado las condiciones que se presentaron y no abandonaron el barco.

Su apoyo, su confianza, su trabajo, su sacrificio, permitió que la UISRAEL no cierre sus puertas y ha dado como resultado que hoy podamos obtener la certificación de haber terminado los estudios superiores y estar en la capacidad de presentar en cualquier lugar del mundo un título profesional con el aval de la Universidad Tecnológica Israel.

Si bien esa es la ayuda que nos brindó las gente de la universidad, es indispensable el extender el agradecimiento a todos quienes conforman nuestra familia, en algunos casos a nuestra esposa o esposo, a nuestras hijas e hijos, en otros casos a nuestros padres, hermanos, tíos, primos; es decir, a todas aquellas personas que dentro de la familia colaboraron para que podamos cumplir con las tareas escolares y quienes tuvieron que sufrir muchas  veces nuestras frustraciones y pocas veces nuestros logros. No olvidemos a los amigos que no dejaron de estar con nosotros a pesar de ya no tener tiempo para ellos y a los amigos que hemos hecho por motivos escolares y que ahora forman parte de nuestro tesoro.

Para algunos de nosotros, la modalidad de estudios semipresencial, nos permitió conseguir un sueño represado, completando una carrera creada en la vida diaria, con tropiezos y aciertos, permitiéndonos pensar, sin ningún temor, en acceder al siguiente nivel de nuestra profesión, solo con el afán de probar que podemos hacerlo.

Para muchos otros, los más jóvenes, este logro, estoy seguro, es el primero de muchos otros que vendrán, siempre poniendo esfuerzo y trabajo para que valga la pena conseguirlo, sin olvidar por un momento que los logros son bordados con un hilo que une a muchas personas.

Es hora de decir adiós a nuestro tiempo de estudiantes de la Universidad Tecnológica Israel y emprender con una etapa interminable de vida que nos exigirá en muchas ocasiones tener presente la filosofía que nos ha cobijado los últimos años. Responsabilidad con pensamiento positivo. 

Ahora es tiempo de presentar nuestro mejor esfuerzo en la actividad profesional y personal diaria, tal que la acreditación A, que la llevamos en el corazón, se exteriorice y no quepa duda que la UISRAEL tiene un prestigio bien ganado y estamos orgullosos de habernos graduado en esta Alma Mater. Que el título sea la muestra del conocimiento obtenido en base a la calidad y rigor universitario. Todos por la acreditación “A”

Sin más, solo me queda pedirles a todos, recuerden siempre:

Responsabilidad con pensamiento positivo.

Hasta pronto amigos.”

—Jorge Ortíz.

Discurso de graduación de Jorge Ortíz, mejor promedio de la promoción – oct 2017

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Universidad Tecnológica Israel